976 23 54 23
Calcular Prima RC Ahora

Calcula Prima Anual

Incluir garantía de finalidad estética
Calcular y enviar

Se condena por sexta vez a un oftalmólogo que deja sin ojo a un paciente

Cuantia indemnización por negligencias médicasSe trata de la sexta condena que se le dictamina al Dr. Luis Antonio Outeriño, oftalmólogo y dueño de la clínica privada Hospital de Día Pío XII de Madrid. El último paciente afectado se ha tratado de Adrián Pérez, de 25 años de edad, entrenador de fútbol y jardinero, al que le han tenido que extirpar el ojo e insertar una prótesis ocular.
El joven padecía catarata congénita desde la infancia, y el ambulatorio le recomendó asistir a la clínica privada del Dr. Outeriño. Allí fue atendido e intervenido por primera vez a la edad de los 3 años, y tras sufrir complicaciones, tuvo que ser intervenido por el mismo doctor hasta un total de 5 veces más.
El afectado ha comentado que el médico no les cobró las consiguientes intervenciones, recordando que el Dr. Outeriño tranquilizaba a sus padres repitiendo, “no os preocupéis, que está en mis manos”. El joven Adrián comenta que el médico no les cobró nada entonces “porque sabía que lo había hecho mal”.
La sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 88 de Madrid ha indicado que el médico no informó en momento alguno sobre los riesgos que corría el niño, riesgos que le llegaron a dejar sin un ojo. El Dr. Outeriño ha sido condenado a indemnizar al paciente con la Cia. total de 57.753,72 euros. No obstante, el afectado ha recordado que “me han sacado un ojo por el que nunca más volveré a ver, y eso no hay dinero que lo pague”.
El paciente recuerda que ha pasado por el quirófano innumerables veces, algo que ha afectado a su vida social, a sus estudios y hasta a su trabajo. Explica que “me han echado de dos trabajos por las continuas bajas que me tenía que coger”.
Por otro lado, ha recordado que fue el momento en el que otro oftalmólogo distinto le informó sobre la situación deplorable, y sobre la lamentable pérdida que tendría que sufrir, mediante la extirpación de su ojo y sustitución por una prótesis, cuando decidió acudir a los tribunales para luchar por aquella injusticia desencadenada por la mala praxis médica.
Fue entonces cuando recuerda que se puso a investigar, descubriendo que “había mucha más gente en la misma situación que yo”, en concreto 5 casos más de condenas oficiales contra el Dr. Outeriño de la misma clínica privada por incorrecta actividad médica, entre ellas la de otro hombre que perdió su ojo completo tras varias intervenciones.
Adrián ahora tiene que cambiar la prótesis de polimetilmetacrilato cada 2 años, lo que le supone un gasto de 2.600 euros, y además ha gastado un total de 30.000 euros en abogados, peritos y operaciones. El Dr. Outeriño, quien tras las 5 condenas previas seguía ejerciendo en su clínica privada, se defendió en los juzgados explicando que ha practicado numerosas intervenciones, de las cuales “solo un ínfimo número de pacientes han quedado insatisfechos”.
Todas las condenas previas habían sido procesadas por la vía civil, y la última víctima, Adrián Pérez, tras 2 años desde que presentó la demanda, acaba de recibir la respuesta a su favor por parte de los tribunales, sumando esta vez a la lista del oftalmólogo Dr. Luis Outeriño, una cifra total de 6 distintas condenas por mala praxis médica.

    Últimos Posts

    Quiero recibir noticias


    Seguro de Decesos


    Calcular Seguro de Vida


    Mejoramos tu Seguro Sea cual Sea

    Quiero que me llaméis







    Al enviar acepta la política de privacidad de RC Sanitaria